Oficina vs. Coworking

Ir a la oficina de 9 de la mañana a 6 de la tarde, con traje o vestido, puede ser lo más aburrido del mundo. Ver a las mismas personas diario, estar sentado en un lugar determinado todos los días y no tener nada de voto sobre las decisiones de lo que haces, se vuelve monótono y es contraproducente. Si opinas lo mismo, tengo una solución.

Imagínate un lugar de trabajo en el cual puedas llegar a la hora que sea, administrar tu tiempo y vestirte como quieras. No, no es un una de esas cadenas de cafeterías globalizadas, es un coworking. Además de proporcionarte un lugar con todo el mobiliario necesario y ambiente para poder crear tu empresa, o para destapar tu creatividad, un coworking te acerca a personas con las que puedes trabajar en un futuro o para hacer crecer tu agenda de trabajo.

 

En una oficina muchas veces sientes que no estás explotando tu potencial al máximo porque las paredes grises bloquean tu creatividad. Las mejores ideas surgen fuera de la oficina, pero que mejor que lograr tener las mejores ideas mientras trabajas, no cuando estás en el baño o en coche.

Un espacio de coworking puede ser muy relajado pero a la vez cuenta con el impulso necesario para que seas productivo y creativo al mismo tiempo. Te vincula con personas que pueden ser justo con las que necesitas trabajar (networking).

Si todavía no estás convencido de que un coworking es tu solución, entonces ¡tienes que seguir leyendo este blog!

Para encontrar los mejores coworkings, visita: www.spacetime.com.mx

 

Redacción: Ana McCosh

Edición: Matías Corral Ballesteros

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *