¿Cómo evitar la frustración laboral?

Si has llegado hasta este post es porque te encuentras en una situación poco agradable y buscas cambiar el estado de las cosas, lo cual ¡Es muy positivo! Dicen que el primer paso es reconocer cuando uno no está en la escenario deseado.

Aquí hay algunos tips que pueden ayudarte a superar este estado de frustración por el que estás pasando.

1. Detecta qué es lo que no te hace bien.

Observa tu entorno, tus prácticas y las actitudes que tomas frente a cada situación en un día normal. Aprender sobre la forma en que reaccionamos nos puede ayudar a ver la situación desde otra perspectiva y preguntarnos ¿Estoy siendo inteligente en la reacciones que adopto? ¿Vale de algo tener pensamientos y sentimientos negativos? ¿Se puede cambiar aquello que me afecta? Si la respuesta es sí, entonces, ¡Al siguiente punto!

2. Analiza las alternativas de cambio.

Frustrarse sin intentar cambiar las cosas, no servirá de nada, solo te llevará a un espiral sin fin. Por eso queremos alentarte a que analices las situaciones que se presentan de forma directa e indirecta y que pienses cuáles pueden ser tus objetivos de cambio. Comenzar a seguirlos, paso a paso, te dará la oportunidad de continuar en el mismo sitio y adaptarlo para transformarlo en un espacio motivacional.

 

3. Se creativo y no te encierres.

Piensa de forma creativa. Muchas veces las respuestas de cambio no son las que ya se inventaron, y entonces hay que crear nuevas formas de afrontar la frustración. ¿Cambio de empleo? Es una buena idea, pero ten en cuenta que antes debes conocerte a tí mismo y tener en claro qué es lo que buscas en ese nuevo trabajo, ya que sin estas metas claras es posible que recaigas nuevamente en esta situación incómoda en la que te encuentras.

4. Halla nuevos espacios

Otra posibilidad es salir en búsqueda de nuevos cursos o talleres que llenen nuestras expectativas y gustos, sin la necesidad de cambiar de trabajo. Esta alternativa te permitirá incorporar nuevas visiones y vivencias que de seguro podrán aportar significativamente a un cambio positivo. ¿Siempre quisiste aprender a cantar? Pues, entonces ¡A buscar clases de canto!

5. Reconoce tus áreas de oportunidad y persigue tus metas.

Al fin y al cabo, la frustración no es más que una barrera que nos impide alcanzar aquello que deseamos. Entonces, si ya has realizado un análisis de las fuentes de conflicto y no ves una salida posible (ya habiendo buscado romper con lo común y poniendo tu creatividad al máximo) entonces, ¿por qué luchar por algo que no vale la pena? Lánzate hacia lo que buscas, defínete y precisa tus metas. La historia está plagada de personas que como tú, que no encontraban un ambiente motivador y se lanzaron en la búsqueda de su propio camino. El movimiento siempre es bueno ya que como dice el dicho, aquello que se estanca, se pudre.

 

Un coworking también puede ser una muy buena idea para ayudarte a salir de este estanque. Si quieres saber más, visita www.spacetime.com.mx

 

Redacción: Matías Corral Ballesteros

Edición: Ana McCosh

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *